lunes, 30 de noviembre de 2015

PUEBLOS NEGROS DE PIZARRA



DOMINGO 29 de noviembre de 2015

PUEBLOS NEGROS DE PIZARRA

Cerro Loma Rubia – Campillejo – El Espinar – Río Jaramilla - Roblelacasa – Matallana – 
 La Vereda - Embalse del Vado – Cerro Loma Rubia

Angel (Lapierre), Burgui (Lapierre), Vandido (Haibike), Tony (B-Pro), Sergio (Scott), Carlos Sánchez (Macario), Javi Guerrero (Félix Pérez), Antonio (Rep. Ch.), Jefry (Cube), Ignacio (Specialized), Fernando T. (Specialized), Charli (Specialized) y Vinci (Specialized)

Kms.:     46

Ya llevaba tiempo pensando en proponer esta ruta que tantas veces había hecho con el grupo de los Boinas Verdes y por fin el tiempo ha acompañado, pues quería evitar los fuertes calores del verano en esta zona y por supuesto la época de lluvias que harían penosa esta ruta.
Fría mañana de noviembre para recorrer los parajes de la arquitectura popular de la pizarra negra,
típica de esta parte de Guadalajara. Salimos del descampado a pie de Loma Rubia (-2º), un cerro trillado por los buscadores de níscalos en época de setas. Nos encaminamos por la carretera en bajada nada más comenzar. Según me comentó algún compañero llegamos a los -5º en pleno descenso. Pronto se quitó el frío, pues la cerreterilla es un contínuo sube y baja sin nada de llaneo. Subidas cortas y bajaditas cortas, pero siempre tendiendo a subir.
Atravesamos Campillejo, primer pueblo en nuestra ruta de la arquiectura negra. Más adelante Espinar, precioso también. 

Unos metros antes de llegar a Campillo de Ranas nos desvíamos a la izquierda dirección Corralejo para asomarnos al cauce del río Jaramilla y observar al fondo el puente sobre el río.
 Tras retroceder sobre nuestros pasos 1500 mts., tomamos una pista a la derecha que nos lleva directamente a Roblelacasa (ojo, no confundir con la que sale 200 mts. antes en una curva, pues este camino, aunque llegaría a Matallana no quedaría más remedio que cruzar el río mojándose con sus "fresquitas" aguas). Ya desde Roblelacasa, atravesando unos prados y una cancela de ganado, comienza una disfrutona pista entre jaras con un desnivel acusado que nos hace coger una increíble velocidad y en nada de tiempo nos plantamos en el puente de trillos, ahora puente de Matallana, pues los trillos y maderas del antiguo puente han quedado bajo el nuevo, por suerte para muchos bikers y senderistas adictos al vértigo. 
.

Desde el puente, la subida al pueblo abandonado de Matallana, mitad a pie, mitad andando (excepto el mákina de Javi Guerrero que lo ha subido casi todo)
Desde aquí ya se pedalea por la buenísima pista forestal que nos va a llevar hasta el pantano del Vado, pero 10 kms. antes del embalse tenemos "la joya de la corona", el precioso pueblo de La Vereda.
Desde este encantador despoblado -bueno está habitado los fines de semana por la Asociación Hijos de La Vereda, que son los verdaderos artífices de que este caserío no haya sucumbido- nos queda una buena bajada hasta el cauce del aroyo Vallosera y desde aquí una bonita subida por la loma del cerro de Las Majadas desde donde se ve una preciosa imagen de la ermita del Vado allá abajo, junto a las ruinas de lo que fué el pueblo del Vado, que languidece bajo las aguas del pantano cuando está a su nivel. No era el caso esta vez, pues el nivel estaba más bajo que nunca.
Desde aquí otra buena bajada hasta el embalse del Vado y ya solo nos queda atravesar el cerro de Loma Rubia para llegar a los coches y concluir esta preciosa ruta por tierras de Guadalajara.






No hay comentarios:

Publicar un comentario