domingo, 16 de octubre de 2016

VALMORES DE MIS AMORES




DOMINGO 16 de octubre de 2016
Torrejón – Soto del Henares – Espinillos – Los Hueros – Villalbilla – Antena de Anchuelo – Pezuela de las Torres – Arroyo de la Vega – Senda de Valmores – Nuevo Baztán – Sendalera de los Garbanzos – Torres – Cuesta del hombre-bala – Cordel del Butarrón - Senda Vandido - Torrejón.
Tony (B-pro), Vandido (Haibike), Angel (Lapierre), Ismael (Trek), Jeffrey (Cube), Javi Guerrero (Félix Pérez), Javi Burgos (BH), Antonio (Rep.Ch.), Ignacio (Specialized) y Vinci (Specialized)
Kms.:     72
Fotos:     Ángel
Track:     Vinci
 Video:     Vandido

 Ruta con un poco de todo la que hemos hecho hoy. Hasta Villalbilla muy tranquila, vía Los Hueros y Villalbilla hasta afrontar la subida del Gran Pistacho -la pista que se empina a la izquierda de la urb. El Robledal- y luego tramos con bastante llaneo a partir del alto de Anchuelo, con su gran antena, hasta Pezuela de las Torres por buenas pistas muy compactadas. Desde Pezuela coser y cantar, con la sosegada bajada al arroyo de la Vega, como siempre con frondosa vegetación en sus orillas. Aquí enlazamos con la senda de Valmores que unos kms. más adelante nos lleva a la temida "cuesta del Balconcillo" y que nos deja en Nuevo Baztán. Desde este bonito e interesante pueblo enfilamos hasta Torres de la Alameda sin desviarnos en ninguno de los múltiples cruces que nos salen a ambos lados. Antes, eso si, hemos bajado del páramo al vallecito de la Dehesa de Torres por la sendalera de los Garbanzos y hoy, por otra nueva vertiente bastante guapa y en un perfecto estado del terreno, gracias al regadío celestial de mitad de semana en forma de lluvia. De Torres a Torrejón City por la cuesta del hombre-bala, (la que va pegada a la valla del AVE), autopista abandonada, cordel del Butarrón, puente de hierro sobre el río Henares y senda Vandido. Total 72 kms., con una excelente temperatura y grata compañía. ¿Para qué mas?

Un poquito de historia:
En el S. XVIII entre Nuevo Baztán y Olmeda de las Fuentes, precisamente junto al arroyo de la Vega, regato que taja estos páramos del sureste madrileño, se halla un despoblado en ruinas (si vas con la bici hay que ir muy atento para verlo) haciendo aflorar la caliza de su osamenta. Allí y entonces, la leyenda sitúa la tragedia de Valmores, pueblo sometido al dominio de una mala señora que, no contenta con tener a todas las vecinas esclavizadas como chachas, quiso camelarse a un joven labriego, el cual aprovechó la coyuntura para negociar la liberación de las mujeres y pirárselas acto seguido, pero hete aquí que la pécora lo persiguió y le dio matarile en la iglesia, y de ahí la maldición divina que asoló Valmores... ¡ay, como son las mujeres!
Nada más cruzar el arroyo, unos pocos olmos se presentan como los últimos testigos de la olmeda de Valmores, asolada también por una maldición: la plaga de la grafiosis. Alrededor, se ven los esqueletos y tocones de árboles menos afortunados, para los que ya no cabe esperar otro milagro de la primavera. 

Muy cerca de aquí, y más o menos por las mismas calendas, hacia 1710, el magnate navarro Juan de Goyeneche, partidario de la instauración borbónica como fórmula para acabar con los males de España, fundaba Nuevo Baztán, (rememorando su pueblo del Baztán, Navarra), un señorío artesanal con palacio, iglesia, casas de oficios, fábricas de paños, vidrio, papel, licores, zapatos..., todo sobre planos de Churriguera. Pero, tras 25 años de prosperidad, el sueño acabó al morir su soñador, legándonos a los madrileños del futuro un soberbio pueblo de piedra caliza donde unos cuantos particulares conviven en paz con los fantasmas del palacio vacío. Amén.


Powered by Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario