domingo, 27 de octubre de 2019

🚴🏻‍♂️🌿🌻COLONIAS AGRÍCOLAS DE VALVERDE 🚴🏻‍♂️🍁🌻


DOMINGO 20 de octubre de 2019

Torrejón – Senda Vandido – Espinillos – Collado Balcón del 
Cura – Torres – Pinar de Valverde – Colonias Agrícolas –
Pozuelo del Rey – Trialera del Pozo – Torres – Puente 
Hombre-bala – Cº Baezuela - Espinillos – Torrejón.
Antonio (Scott), Raúl (Scott), Emilio (KTM), Carmona 
(Cube), Juan Jiménez (Cube), Tony (Berria), Vandido 
(Haibike), Fernando Alcalá (Specialized), Angel (Specialized) 
y Vinci (Specialized L)
Kms.:     60

Fotos:   Raúl y Ángel
Diseño ruta:   Vinci
Editado por:   Vinci

En época de Alfonso XIII se llevó a cabo en el municipio de Valverde de Alcalá una comunal, en la que unas tierras pertenecientes al Estado aún sin roturar cercanas a los límites de Pozuelo del Rey pasaron a repartirse entre las doce familias más pobres de Valverde.
En el año 1915 el Gobierno de Alfonso XIII empezó el proyecto de construcción e hicieron la división de dichos terrenos, hasta entonces estatales, entre 13 lotes. Doce de los cuales estaban destinados a familias necesitadas y el restante era el conocido como 'La Comunal'.
El 3 de octubre de 1917 se inauguraron 'Las Colonias', se procedió al reparto de los lotes entre las familias y se hizo efectivo el proyecto redactado y puesto en marcha dos años antes. Cada lote consistía en lo siguiente:
Terreno de 18 a 20 Hectáreas (dependiendo del terreno si era más montañoso se otorgaban más metros).
Vivienda compuesta por 'planta baja y desván o granero de 12 metros de longitud por 9 metros de latitud y 3,40 metros de altura, hasta el alero del tejado, con corral, cuadra, cobertizo, pajera, gallinero y cochiquera, teniendo todos anejos 12 metros de largo por 10,80 metros de ancho'.
Una mula.
Un carro de varas.
A cada colono, aparte de las tierras, se les otorgó dentro de su lote, de diez a once mil cepas de viñas y dos tinajas para almacenar el vino resultante de las mismas.
La Comunal era una edificación destinada a las reuniones, era un lugar de encuentro entre colonos, donde todos ellos llevaban sus cosechas de trigo, y allí los ingenieros hacían los cálculos sobre el total del capital que había producido cada lote, y lo dividían entre 52 semanas que tiene un año, para saber así que proporción era la que correspondía a cada colono para comprar en la tienda ubicada también en esta casa, cada semana. Se compraba arroz, alubias, jabón, etc.
El Gobierno de Alfonso XIII decidió finalmente que en ella viviera el Guarda de las Colonias, con la misión de ejercer de tendero para los habitantes de la comuna, y para vigilar que todos los colonos cumplían con sus tareas de labor de las tierras entregadas.
Aún con todo, los primeros años fueron muy duros para los colonos, pues las tierras sin roturar tenían muchos cepos y piedras, y el trabajo se repartía entre ellos, pues no les dieron nada más que una mula por colono, con lo que tenían que acoyuntar con otro para labrar sus terrenos.
Esta forma de vida en la que los ingenieros supervisaban la labor de los colonos y repartían beneficios según la cosecha del año, duró una década. Después de eso el Estado dejó de intervenir en las tierras y en 1934 se otorgaron los títulos de propiedad de los lotes a cada colono.
Hoy en día lamentablemente no queda nada de casi de ninguna vivienda otorgada en esos años, sólo unas cuantas ruinas de lo que en su día fue una historia importante del pasado s. XIX para los habitantes del municipio de Valverde de Alcalá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario